martes, 19 de julio de 2016

Adolescentes de antaño

La ventaja de haber sido adolescente hace 25 años, es que no había Internet, y por lo tanto tampoco ningún rastro de nuestra idiotez.