sábado, 23 de mayo de 2015

Vuelve a casa

-Cariño, déjalo ya, entra en casa.
-¡No!
-Pero, los niños echan de menos a su madre. Te estás perdiendo verlos crecer.
-¡Hasta que acabe de aparcar no!