lunes, 6 de enero de 2014

Automóvil volador de 1940

Construido por Jess Dixon. Podía volar hacia delante, detrás, o mantenerse suspendido en el aire. Rodar por las carreteras y volar sobre el campo. Refrigerado por aire, y con una velocidad máxima de 100 millas por hora.