lunes, 22 de octubre de 2012

El presidente más humilde del planeta

El presidente de Uruguay José Mujica, dona el 90% de su salario a una organización de ayuda para las personas sin techo. Según él, lleva una vida austera porque sus necesidades para vivir son pocas y básicas.
Con un pasado guerrillero, estuvo encarcelado durante la dictadura entre los años 1973 y 1985. Y en la cárcel comprendió que se necesitaba poco para vivir, si le daban un colchón para poder dormir ya estaba satisfecho.
Desde luego todo un ejemplo a seguir.