lunes, 10 de septiembre de 2012

El cortacesped más ecológico

Un inventor ruso ha empezado a producir varios cortacéspedes, los más ecológicos que os podáis imaginar. La idea inicial era construir una gran jaula para conejos sin parte inferior, y que se pudiera desplazar con facilidad. Se introducen los conejos dentro y dejamos que hagan su trabajo, al cabo de un par de horas se desplaza la jaula a otro lugar, y así consecutivamente. Cuantos más conejos metamos en la jaula, más rápido va el cortacésped.
Sin ruidos, sin consumo de energía, respetuoso con el medio ambiente. Y muy cómodo, ya que el trabajo es hecho por otros, solo te tienes que preocupar de desplazar la jaula.