sábado, 4 de junio de 2011

El hombre perfecto

El hombre perfecto no bebe, no fuma, no miente, no engaña y no existe.