domingo, 29 de mayo de 2011

Especulación, ¡Tachán!

Un padre le dice al hijo:

Padre: Quiero que te cases con la chica que he elegido para ti.

Hijo: ¡De eso nada, me casaré con la mujer que yo elija!

Padre: Pero esta chica es la hija de Bill Gates.

Hijo: Bueno, en ese caso.... lo haré.

Al día siguiente, el padre del muchacho va a ver a Bill Gates:

Padre: Tengo al marido perfecto para tu hija.

Bill: Lo siento, pero mi hija es demasiado joven para casarse.

Padre: Pero es que este joven... es el vicepresidente del banco central Europeo.

Bill: Ah, en ese caso... OK.

Finalmente, el padre pide cita para ver al presidente del banco central Europeo:

Padre: Tengo a un joven para recomendarle como su vicepresidente.

Presidente: Ya tengo más vicepresidentes de los que necesito.

Padre: Pero este joven es el yerno, nada más y nada menos, que de Bill Gates.

President: ¡Ah bueno! eso cambia las cosas, OK.

Así funcionan los negocios y la especulación. Incluso si no tienes nada, puedes obtener lo que sea a base de especular y con la actitud y enfoque adecuados.