sábado, 27 de marzo de 2010

QUIÉN NO LO HA PENSADO ALGUNA VEZ

Quién no ha pensado algo parecido, especialmente cuando se trabaja de cara al público, y se encuentra con un energúmeno.

- No soy grosero, eres tú que eres gili.

- Me caes bien, me recuerdas a mí, cuando era joven y estúpido.

- ¿Qué te parece "nunca", te viene bien "nunca"?

- Tus palabras empiezan a tener sentido, debe ser hora de tomar mi medicación.

- Trataré de ser más amable si tú tratas de ser más inteligente.

- Estoy fuera de mí, pero puedes dejar un mensaje.

- Ambos nos estamos comportando de forma estúpida. La diferencia es que yo estoy tratando de ser lo más estúpido posible, y tú no lo puedes evitar.