jueves, 11 de febrero de 2010

EL ÚLTIMO EXAMEN Y UNA SOLA PREGUNTA

Un excéntrico profesor de filosofía dió su examen final después de un semestre tratando una gran variedad de tópicos. La clase estaba sentada y preparada para el examen, cuando el profesor cogió su silla y la encaramó a su mesa. Después escribió en la pizarra: "Valiéndonos de todo lo que hemos aprendido este semestre, prueben que esta silla no existe."

Todo el mundo empezó a escribir como loco, algunos alumnos rellenaron mas de 15 páginas de folios tratando de refutar la existencia de la silla. Sin embargo uno de los alumnos había terminado y entregado su examen en menos de un minuto.

Un par de semanas más tarde cuando las notas fueron publicadas, todos se preguntaban porqué el chico que había acabado en menos de un minuto consiguió la nota más alta. Cuando le preguntaron que había escrito en el examen respondió: "¿Que silla?"