martes, 1 de septiembre de 2009

ORIGEN DE: TESTIFICAR EN UN JUICIO

Hay varias versiones sobre el origen de este verbo, pero la más acertada según algunos historiadores proviene de tiempos de los romanos. Cuando en un juicio tenían que decir la verdad, en vez de jurar sobre la biblia como en la actualidad, lo hacían apretándose los testículos con la mano derecha. Así, de esta antigua costumbre procede la palabra testificar.

En Italiano: testimoniare, testicolo.
En Inglés: testify, testicle.