sábado, 24 de enero de 2015

Propiedad bancaria

¿Cómo diablos acabamos pagando por vivir en un planeta que no costó dinero crear?