lunes, 7 de abril de 2014

Adicto al ajedrez

Ayer comí con un adicto al ajedrez, teníamos un mantel a cuadros y se pasó 2 horas para pasarme la maldita sal.