jueves, 21 de noviembre de 2013

Existencia y azar

No había necesidad alguna de que los seres humanos fuésemos conscientes de nuestra propia existencia. Lo somos por azar.
Mala suerte.