domingo, 10 de noviembre de 2013

Café y vino

Bebo café para cambiar aquello que puedo cambiar, y bebo vino para aceptar lo que no puedo cambiar.