lunes, 16 de septiembre de 2013

Un hombre de verdad


Un hombre de verdad te hace mojar las bragas, no los ojos.