jueves, 19 de septiembre de 2013

El precio de una hazaña

Un yogui quería atravesar un río, y no tenía el penique para pagar la balsa, así que cruzó el río caminando sobre el agua. Otro yogui a quien le contaron el caso, dijo que el milagro no valía más que el penique de la balsa.