domingo, 31 de marzo de 2013

La grandeza de la ciencia

Imaginemos por un momento que toda la memoria acumulada del ser humano, todas las palabras escritas y toda la tecnología de la tierra desapareciese de repente. Obligando a la humanidad a empezar de cero.
Con el tiempo, volveríamos a descubrir todo lo que sabemos de la ciencia. En un par de miles de años comprenderíamos de nuevo la química, y encontraríamos los mismos elementos que conocemos hoy. Entenderíamos una vez más la biología y sus orígenes evolutivos. Llegaríamos a explicar otra vez el movimiento de las galaxias, y redescubriríamos los detalles del Big Bang.
Esto es la grandeza de la ciencia, puede y podría ser reproducida una y otra vez. Sin embargo, esa historia de la serpiente parlanchina, desaparecería para siempre.