sábado, 26 de enero de 2013

La voz del GPS

Tuve que cambiarle la voz al GPS, de femenina a masculina, porque cuando no seguí la indicación de la femenina, dejó de hablarme todo el viaje.