lunes, 14 de enero de 2013

Carta de un hombre desesperado

Estimado Alfredo,

Hasta ahora nunca te había escrito, pero realmente necesito asesoramiento sobre lo que podría ser una decisión crucial.
Hace tiempo que sospecho que mi mujer me está siendo infiel. Las señales típicas... suena el teléfono, y si lo cojo cuelgan. Mi mujer sale más a menudo que antes con sus amigas, y cuando le pregunto por el nombre de estas, me dice: "Son amigas del trabajo, no las conoces."
Muchas veces la espero despierto hasta que llega en un taxi, el cual permanece parado unos minutos hasta que ella se baja.
Nunca le he comentado nada, tal vez porque en el fondo no deseo saber la verdad. Sin embargo, anoche volvió a salir, y decidí aparcar mi BMW Z3 Coupe del 98 en la entrada del garaje, y esconderme detrás de él, para así tener una mejor visión de toda la calle cuando ella volviese a casa. Fue en ese momento cuando me di cuenta que el motor perdía aceite. Abrí el capó y descubrí que la fuga era en una de las válvulas. Mi pregunta es: ¿Puedo arreglarlo yo mismo, o necesito llevarlo al taller?

Muchas gracias, y un saludo.