domingo, 30 de diciembre de 2012

Ya no son lo que eran

Dos espermatozoides conversando frente al óvulo:
- Primero usted, caballero.
- No, no. Usted primero, faltaría más.
- Insisto, permítame que le deje pasar a usted primero.

Entonces llega otro espermatozoide a toda velocidad gritando:
 - ¡Apartaos idiotas, dejarme pasar!

Y esa es la razón por la que ya no quedan caballeros en el mundo.