jueves, 11 de octubre de 2012

Consejos de viejos

Recopilación de los consejos más curiosos que nuestros mayores nos han dado cuando éramos más jovenes. Pronto nos tocará el turno a nosotros... 
Es ley de vida.


Nunca te fíes de los fulanos tranquilos y bien hablados.

Nunca te cases, mejor vete de putas que a la larga sale más barato.

Nunca te fies de las mujeres, hijo.

Córtate el pelo y súbete los pantalones.

Para que una persona que se haya portado mal contigo se de cuenta de su error, debes hacer algo bueno por ella.

Tú déjate de drogas y esas cosas, tú lo que tienes que hacer es tocar pelillos.

Haz lo que piensas que debes hacer, nunca lo que se supone que debes hacer.

Nunca tomes una decisión medio importante empalmado o borracho.

La palabra de un hombre es sagrada, nunca debes faltarla.

En las guerras solo hay vencidos… unos pierden más y los otros lo pierden todo.

Tanto sabes tanto vales.

¡Estudia coño!… si no quieres ser un burro de carga.

Métela doblada para que escupa para fuera.

Vete con las feas que son las que se dejan.

Elige tu a los amigos, no ellos a ti.

Donde hay gallo no canta gallina.

Búscatela guapa y limpia que cerdas y gordas ya se vuelven solas.

Tú estudia y sé el mejor en lo tuyo, en lo que sea, pero sé bueno.

Cásate con alguien con quien te guste conversar… con quien puedas llegar a perderte en una conversación. Cuando estéis viejos, la habilidad de conversar será más importante que cualquier otra cosa.

Lo que no te enseñan los libros te lo enseñan los años.

Déjate de novias y estudia.

Antes todo esto era campo.

Follad todo lo que podáis que cuando tengáis 80 como yo no se os va a levantar.

Tú mira por tí, que si no lo haces tú, no lo hará nadie.

Al final de la partida el peón y el rey terminan en la misma caja.

El que tiene no se acuerda del que no tiene.

Entre amigos y el dinero lo segundo es lo primero.

El pan como hermanos, el dinero como los gitanos.

Las cosas compartidas acaban siendo reñidas.

El hombre que pierde una buena mujer no sabe lo que gana.

Búscate una con dinero, que malas son todas.

Antes para verle el culo a una mujer tenías que apartarle las bragas, ahora para verle las bragas tienes que apartarle el culo.

La diferencia entre el que sólo tiene campo y el que tiene una carrera es que el que tiene campo no puede moverse del lugar donde vive, mientras que el que tiene carrera, puede ir a donde quiera, que siempre llevará los conocimientos consigo.

Tú siempre inténtalo, que el NO ya lo tienes. Hay que ir a por el SI.

Más vale raja que paja.

No tengas como preferencia a quien te tiene como opción.

El cementerio está lleno de valientes.

El cuerpo las hace, el cuerpo las paga (por las resacas).

Al final los años piden cuentas.