viernes, 22 de junio de 2012

Menuda ironía

Me dijeron que usara el cerebro que Dios me ha dado.
Lo hice.
Ahora soy ateo.