domingo, 1 de abril de 2012

Sabiduría arreglada

Todo lo bueno llega a quien sabe esperar.
Todo lo bueno llega a quien trabaja duro por lo que quiere y le motiva, y nunca se da por vencido.