domingo, 15 de abril de 2012

Como en las películas francesas

Después de hacerle el amor, encendió un cigarro y lo fumó, pensativo. Como en las películas francesas...
Luego se levantó de la cama y empezó a vestirse lentamente. Como en las películas francesas...
La miró, apagó el cigarro presionando fuertemente sobre el cenicero, y salió sin despedirse. Como en las películas francesas...
Al llegar a casa, encontró a su mujer con otro en la cama. Como en las películas francesas...
- El libro de la imaginación (Edmundo Valadés)