jueves, 29 de marzo de 2012

¿Por qué no?

"Es imposible," dijo el orgullo.
"Es arriesgado," dijo la experiencia.
"No tiene sentido," dijo la razón.
"¿Por qué no?," se preguntó el corazón.