miércoles, 1 de febrero de 2012

Somos lo que comemos

Se suele decir: "Somos lo que comemos."
Que extraño, no recuerdo haberme comido una máquina sexual esta mañana.