jueves, 3 de noviembre de 2011

Granjero busca consejo

Un granjero fue a comprar algunos artículos a un vendedor de ganado. Adquirió un yunque, un cubo de metal, dos pollos y un ganso. El granjero mira sus adquisiciones y dice: "¡Maldita sea!, he venido aquí a pie, y ahora... ¿cómo voy a llevar todo esto a casa?". Entonces el vendedor le dice: "¿Por qué no pones el yunque dentro del cubo, llevas el cubo con una mano, pones un pollo debajo de cada brazo, y llevas el ganso en la otra mano?". "¡Hey, muchas gracias!", dijo el granjero.

Mientras caminaba de regreso se encontró con una mujer de unos 60 años, que le preguntó: "Perdone usted, ¿podría indicarme como llegar a la calle Poeta Soriano?".
El granjero dijo: "Vaya, de hecho yo voy en esa dirección. Venga conmigo que voy por este callejón, es un atajo por el que se llega enseguida". La mujer le contestó: "Yo soy ya bastante mayor, una vieja viuda solitaria, sin un marido que la defienda. ¿Cómo sé que cuando nos adentremos en ese callejón, no me pondrá contra la pared, me subirá la falda y hará lo que quiera conmigo?". El granjero dijo: "¡Pero qué dice, señora!, cómo iba yo a hacer eso... Además, ¿cómo diablos iba a hacerlo?, con lo cargado que voy."
Entonces ella le responde: "Pues poniendo el ganso en el suelo, el cubo encima del ganso, el yunque encima del cubo... y yo le puedo aguantar los dos pollos."