domingo, 30 de octubre de 2011

Tú eliges

En este mismo momento eres consciente del ritmo de tu respiración.
Ahora eres consciente de que tu ropa toca tu piel, y puedes sentirlo.
También te das cuenta de que cada vez que tragas, sientes un ligero crujido en tus oídos.
Ahora, también eres consciente de que tu nariz esta en todo momento en la zona periférica de tu campo de visión.
También eres consciente de que tu lengua no puede encontrar una posición cómoda dentro de tu boca, y quedarse quieta.
 ¿Qué más quieres sentir?, ¿Bueno o malo?
Siempre tenemos una elección.
Tú eliges