jueves, 15 de septiembre de 2011

La fobia más persistente

 Anatidaephobia, temor de que en algún momento en algún lugar, un pato te esté observando.


Ahora que lo sabes, no puedes quitarte el pato de la cabeza.