martes, 20 de septiembre de 2011

Increíble aldea portuguesa construida de rocas

Monsanto es una pequeña aldea en el este de Portugal, cerca de la frontera con España. Tiene la peculiaridad de tener una arquitectura hecha de rocas, sobre ellas, debajo de ellas y alrededor de ellas. Rocas que forman parte del paisaje de la montaña en la que se ubica.
Callejuelas escarpadas, grandes rocas sobre sus tejados y debajo de ellos hacen de este pueblo un lugar único y alucinante.
Si ves las fotografías querrás estar allí.