martes, 2 de agosto de 2011

Hechos curiosos y sorprendentes

Las manzanas, y no el café, son más efectivas en mantenerte despierto por la mañana.

La silla eléctrica fue inventada por un dentista.

Una cucaracha puede sobrevivir varias semanas sin cabeza, al final se muere de hambre.

Thomas Edison, inventor de la bombilla, tenía pánico a la oscuridad.

Un hurón hembra se morirá si está en celo y no encuentra pareja para aparearse.

Una rata puede vivir más tiempo sin agua que un camello.

Alexander Graham Bell, inventor del teléfono, nunca telefoneó a su mujer o a su madre. Ambas eran sordas.

Hitler y Napoleon solo tenían un testículo.

Si te caes en arenas movedizas, levanta las piernas despacio al tiempo que te tumbas sobre tu espalda. Así es imposible que te hundas.

Los cocodrilos se tragan grandes piedras para poder sumergirse mejor.

Debido a la fuerza gravitatoria, pesamos unos gramos menos cuando la luna esta directamente sobre nosotros.

En tiempos de los egipcios, si un cirujano perdía un paciente durante una operación, le cortaban las manos.

Si estás encerrado en una habitación completamente sellada, te morirás de intoxicación por dióxido de carbono, mucho antes de que te mueras por falta de oxígeno.

Solo los mosquitos hembra muerden.

Nuestros ojos tienen el mismo tamaño desde que nacemos, pero nuestra nariz y nuestras orejas no paran de crecer durante toda nuestra vida.

Las termitas devoran la madera mucho más rápido si escuchan música heavy metal.

El mechero fue inventado mucho antes que las cerillas.

No hay ni un solo río en Arabia Saudi.

Hay una ciudad llamada Roma en cada continente.

La palabra "tetificar" proviene de la epoca de los romanos. Cuando en un juicio un romano tenía que prestar declaración, lo hacía agarrandose los testiculos con la mano derecha. Eso era un signo de que estaba diciendo la verdad.