miércoles, 17 de agosto de 2011

El curioso desierto blanco de Brasil

El parque nacional de Maranhenses es un desierto, pero mucho más bello y espectacular. Está lleno de pequeños lagos de aguas limpias y cristalinas, un paraíso para los viajeros que se adentran en él. Está situado al noroeste de Brasil y abarca unos 1000 kilómetros cuadrados.

En las aguas de estos lagos se pueden encontrar peces que provienen de los huevos traídos por las aves marinas.
Sin duda una una de las más deslumbrantes maravillas naturales de Brasil.









Fuente: Planetoddity