lunes, 8 de agosto de 2011

Como librarse de una multa por exceso de velocidad

Un policía motorizado para un coche que circula a gran velocidad:

Policía: Buenos días. ¿Se ha dado cuenta de que iba usted a 180?
Conductor: Lo siento pero es que estoy muy borracho y no me fijo en las señales.

Policía: ¿Me permite su carnet de conducir?
Conductor: No va a poder ser, me lo retiraron por atropellar a dos peatones.

Policía: ¿Los papeles del coche?
Conductor: Es que no es mío, lo acabo de robar.

Policía: Mire en la guantera quizás están ahí.
Conductor: Imposible, los habría visto cuando puse la pistola.

Policía: ¿Qué pistola?
Conductor: Hombre, la pistola con la que maté al dueño del coche que llevo en el maletero...

El policía, muy nervioso, retrocede hacia su moto y, por la radio, pide refuerzos. Inmediatamente se presentan varios coches y forman un cordón policial que rodea infractor. El inspector jefe se acerca al conductor:

Inspector: Buenos días ¿Me permite su permiso de circulación?
Conductor: No faltaba más, aquí tiene usted.

Inspector: ¿Los papeles del vehículo?
Conductor: No faltaba más, Sr Inspector, tenga usted.

Inspector: Ahora con mucho cuidado... ¿Podría abrir la guantera?
Conductor: Claro (abre y la guantera estaba vacía)

Inspector: Ahora ábrame el maletero.

(El conductor abre y como no, el maletero esta vacío)

Inspector: Perdone pero no entiendo nada, hemos venido urgentemente porque nos habían dicho que estaba usted borracho, que conducía sin carnet, que el vehículo era robado y sin papeles, que llevaba una pistola en la guantera, un cadáver en el maletero...

Conductor: (Interrumpiéndole) No me diga más, seguro que también le han
dicho que conducía a toda velocidad ¿verdad?