miércoles, 27 de julio de 2011

Dos días por los que no preocuparte

Hay dos días en cada semana por los que no debes preocuparte: ayer y mañana.