lunes, 6 de junio de 2011

Control de pasaportes

Un viejo ciudadano Inglés de 85 años llegó a un aeropuerto francés. Cuando llegó a Control de Pasaportes, no podía localizar su pasaporte en los bolsillos o bolsa de mano, cuando al fin lo encontró y se lo mostró al agente de aduanas, este le preguntó con un tono sarcástico:

- ¿Ha estado en Francia con anterioridad, caballero?

- Sí, hace mucho tiempo.

- Entonces debería saber de sobra que tiene que tener su pasaporte listo para mostrarlo.

- La última vez que estuve en Francia no necesité enseñarlo.

- ¡Eso es imposible, los ciudadanos británicos tienen que mostrar siempre su pasaporte cuando llegan a Francia!

El anciano miró al agente de arriba a abajo y le dijo:

- Bueno, verá usted, la última vez que estuve en este país, entré por las playas de Normandía el 6 de Junio de 1944, y no había ni un francés al que poder mostrarle mi pasaporte.