martes, 19 de abril de 2011

Ventajas de ser hombre

En las peluquerías no te roban.

Tu trasero no es un factor en entrevistas de trabajo.

Te dan más crédito por el menor acto de inteligencia.

Todos tus orgasmos son reales.

Puedes ir al baño solo.

Si alguien olvida invitarte a su casa, todavía es tu amigo.

El garaje es todo tuyo.

Tu ropa interior cuesta entre 5 o 10 euros (un paquete de tres).

Piensas en sexo el 90% del tiempo una vez te despiertas. Bueno, y cuando sueñas también.

Tres pares de zapatos son más que suficientes.

Puedes comer una banana en un lugar público tranquilamente.

Puedes decir lo que piensas.

Te puedes quitar la camiseta cuando hace calor.

No tienes que limpiar tu apartamento cada vez que viene alguien.

Los mecánicos no te mienten.

Te importa un carajo que se den o no cuenta de tu nuevo corte de pelo.

Puedes ver la televisión con un amigo, en silencio durante más de una hora sin pensar "debe de estar enfadado conmigo".

Puedes saltar sin que nadie te mire el pecho.

La cera caliente nunca se acerca a tus partes más íntimas.

Tienes un solo estado de ánimo, durante todo el día.

Pelo gris y arrugas son madurez, no vejez.

La gente te ve a los ojos cuando hablas, no al pecho.

Puedes pasar a visitar a un amigo sin tener que llevarle un regalo.

Puedes comprar condones sin que el cajero te imagine desnudo.

No tienes que decir que "te vas a refrescar" para ir al baño.

Si no llamas a un amigo cuando dijiste que lo ibas a llamar, este no le va a decir a los amigos que "has cambiado mucho".

Si alguien llega a una fiesta con tu misma pinta, puedes llegar a hacerte su amigo.

Que no te caiga bien alguien, no impide que no puedas tener sexo con ella.

Y lo mejor, es que puedes solucionar casi cualquier problema con la frase "¡A la mierda!".