lunes, 14 de marzo de 2011

En la oficina del Jefe

Uno de mis anteriores jefes, solía llegar a su oficina por la mañana y encontrarse una pila de curriculums sobre su escritorio. Entonces cogía la mitad de ellos al azar y los tiraba a la basura diciendo: "No quiero gente con mala suerte trabajando en esta empresa".