lunes, 24 de enero de 2011

Así lo ven ellas - Así lo ven ellos

Dos amigas conversando:

- ¿Qué tal anoche con tu marido?
- ¡Una catástrofe!, mi marido llegó del trabajo, comió en 3 minutos, y después de eso hizo el amor conmigo durante tan solo 5 minutos. Dos minutos más tarde, el muy cabrón se quedó dormido. Y a ti, ¿qué tal te fue con tu marido?
- ¡Fue una noche fantástica! Mi marido llegó a casa y acto seguido me llevó a cenar fuera. Después de la cena dimos un paseo bajo la luna durante una hora, hasta que llegamos a casa. Ya en casita tuvimos una hora de preliminares a la luz de las velas antes de hacer el amor como dos adolescentes durante otra hora. Al acabar conversamos hasta altas horas de la madrugada.


Dos amigos conversando:

- ¿Qué tal anoche con tu mujer?
- ¡Fue una noche cojonuda!. Llegué a casa muerto de hambre y la cena ya estaba en la mesa, comí y echamos un polvo rápido. Después me quedé dormido como un lirón. Y tú, ¿qué tal con la tuya?
- ¡No me hables!, ¡peor imposible!. Cuando llegué a casa del trabajo, no teníamos electricidad porque me olvidé de pagar la factura, así que tuvimos que ir a cenar fuera. La cena me costó carísima, tanto que me quedé sin dinero para coger un taxi de vuelta a casa. Y no tuvimos más remedio que regresar andando. Al llegar a casa, como no había luz, encendimos unas velas. Yo estaba tan cansado que necesité una hora para que se me levantara y luego otra hora para finalizar nuestra actividad sexual. Después no pegué ojo hasta altas horas de la madrugada, porque a mi mujer le dio por hablar sin parar.