lunes, 22 de noviembre de 2010

CÓMO LEER EL MOVIMIENTO DE LOS OJOS

Es posible saber como piensa una persona observando el movimiento de sus ojos y su mirada como nos muestra la técnica descrita a continuación, empleada en NLP (Programación neuro-lingüistica). NLP se basa en el estudio de los procesos mentales con el fin de obtener un modelo formal y dinámico de cómo funciona la mente y la percepción humana. Esta forma de psicología moderna intenta definir patrones (o programas) directos sobre la conducta humana relacionados con el lenguaje.

Vamos a explicar a continuación como interpretar los movimientos oculares de las personas. esta técnica es efectiva en el 90% de la población. En el caso de las personas zurdas, se invertirá dicha interpretación.

Mirar hacia arriba y a la izquierda (construcción visual)
Cuando una persona mira hacia arriba y hacia su izquierda, indica que piensa en alguna imagen visual sobre la que no tiene experiencia, es decir que no la ha visto antes, pero se la imagina.

Ejemplo: ¿Cómo sería el presidente Obama si fuera blanco?

Mirar hacia arriba y a la derecha (memoria visual)
Indica que una persona está recordando una imagen que ya ha visto en el pasado.

Ejemplo: Que peinado tenías en el instituto.

Mirar hacia la izquierda, horizontalmente (construcción auditiva)
Indica que una persona imagina un sonido en su mente.

Ejemplo: Cómo sonaría la banda sonora de tal película si la tocaras con una flauta.

Mirar hacia la derecha, horizontalmente (memoria auditiva)
Indica que una persona está tratando de recordar un sonido en concreto.

Ejemplo: Cómo sonaba aquella canción que escuché ayer.

Mirar hacia abajo y a la izquierda (sinestesia)
Indica que una persona está tratando de recordar un olor, sentimiento o sabor. Algo que hace referencia a los sentidos.

Ejemplo: ¿Cómo saben las fresas?, ¿qué sentiste cuando te rechazó?

Mirar hacia abajo y a la derecha (dialogo interno)
Indica que una persona está evaluando una situación o hablando consigo misma.


Ahora un par de ejemplos prácticos. ¿Para que nos puede servir esta información?

1. Entenderse y conectar mejor con las personas.
Por ejemplo, si ves a alguien que en un momento dado mira ligeramente hacia abajo y a su derecha, puedes reconocer un dialogo interno, y le podrías preguntar en que piensa.

2. Detectar mentiras.
Si le preguntas a alguien dónde ha estado la noche anterior, y su mirada se dirige hacia la izquierda, sabes que está construyendo una respuesta, no recordándola. Por lo tanto miente.