jueves, 30 de septiembre de 2010

UNA CABAÑA CON VISTAS

Me he ido unos días al campo para desconectar del trabajo. He alquilado una cabaña en lo alto de un prado, pero no sé por qué, cada vez que veo por la ventana, no sé... no acabo de relajarme.