martes, 23 de marzo de 2010

LAS 5 REGLAS DEL TRABAJO

1. No importa el volumen de trabajo que hagas, nunca harás lo suficiente.

2. No te hagas insustituible. Si eres insustituible, no podrás ser ascendido.

3. Entre una palmadita en la espalda y una patada en el culo, solo hay unos centímetros.

4. No importo lo que hagas, solo importa lo que digas que has hecho y lo que digas que harás.

5. La última persona que ha dejado su puesto o ha sido despedida, será la responsable de los errores producidos hasta ese momento.