domingo, 9 de agosto de 2009

LEYES QUE NUNCA FALLAN

Tres leyes universales que nunca fallan

- Un agujero, por muy pequeño que este sea, acabará por vaciar el recipiente más grande; a no ser que esa sea su función, en cuyo caso se obstruirá.

- Lo inevitable no se produce jamás, lo inesperado siempre ocurre.

- La cantidad de tiempo de sueño requerida por una persona normal, es siempre 5 minutos más.