jueves, 11 de junio de 2009

COMO LOS COLORES MANEJAN NUESTROS SENTIMIENTOS

Un sencillo experimento llevado a cabo en Estados Unidos por una marca de café, demuestra la importancia de los colores a la hora de percibir algo.
200 personas fueron invitadas a probar tres tazas de café. El 84% dijo que la primera estaba fuerte y amarga, la segunda floja, y la tercera exquisita. Lo que no sabían era que les habían servido el mismo producto. Primero en una cafetera marrón, luego en una amarilla y, finalmente, en una roja. Con modificar el color del envase, la mayoría pensó que se trataba de diferentes productos e incluso les supieron diferentes.

Según la socióloga y psicóloga alemana Eva Heller, y es psicólogo suizo Max Luscher, nuestra preferencia por algunos colores determinan nuestro estado de ánimo.
Está demostrado que el rojo puede servirnos de estimulante, que el azul relaja y que, por el contrario, el amarillo y el naranja pueden llegar a estresarnos sin darnos cuenta.

Los publicistas y expertos en marketing lo saben bien, y los utilizan para manejar nuestra mente a través de los colores.
Además en la sociedad actual la referencia a los colores es constante, incluso en el lenguaje diario los usamos para expresar como nos encontramos. No es lo mismo que la vida nos vaya de "color de rosa", que verlo "todo negro". Cuando nos sentimos avergonzados nos ponemos "rojos" como un tomate, etc.

Azul:
Es la estrella de los colores.El 45% de las personas lo eligen como su favorito. A los que les gusta el azul, les gusta la calma y la tranquilidad. Además, se relaciona con sentimientos positivos como la armonía, la simpatía y la amistad.
Es un color primario, pues mezclándolo salen el resto, y es de los denominados fríos por lo que se liga más a la inteligencia y a la razón que a los sentimientos.

Gris:
Es un color que indica neutralidad, y aunque no crea tensión, tampoco la alivia.
El gris es el color de quienes desean mantenerse al margen de problemas, y suelen mostrarse neutrales en las discusiones. Por eso, para no llamar la atención, el gris es muy usado en los trajes de chaqueta de los hombres.

Negro:
Ha sido un color maldito a lo largo de la historia, por lo que no es de extrañar que se relacione con los pesimistas. En un "día negro" ocurren cosas malas, quien lo ve "todo negro" parece que no espera nada bueno de la vida.... Parece que todos los sentimientos negativos van ligados a este color aunque, curiosamente, el 10% de las personas lo eligen como favorito. A algunas personas lo que les atrae del negro es un cierto grado de rebeldía, de no estar conforme con lo establecido. También puede ser la renuncia a querer llamar la atención. Y como no, es el color de la elegancia.

Verde:
Señal de firmeza, también perseverancia y resistencia al cambio. Es el preferido del 16% de la población. Los expertos le atribuyen un efecto calmante, pues alegra la vista sin cansarla.

Blanco:
Los que lo eligen como favorito, un 2% puede que tiendan a la perfección y a ayudar. Ya que tiene connotaciones cordiales como la bondad y la inocencia. Es un color con muy poca fuerza en cuanto a los sentimientos que provoca.

Violeta:
Es el color menos habitual de la naturaleza, por lo que resulta artificial. Se considera un tono mixto de emociones confusas. Así, en su manifestación más clara produce sentimientos románticos y, en su más oscura, evoca melancolía y tristeza.
Para algunas personas que eligan este color, puede significar que busquen una valvula de escape a la rutina diaria.
También esta asociado con el erotismo, detrás del violeta hay escondido más sexo que en el rojo. Oscar Wilde se refirió al sexo prohibido como "Las horas violetas del tiempo".

Marrón:
Es el color más rechazado en las encuestas, casi nadie tiene predilección por él, ya que la mente tiende rápidamente a asociarlo con la inmundicia y los excrementos.
Es el color de la pereza y la necedad. Pero no todo es malo en este tono. Luscher, por ejemplo lo asoció con las personas que son perseverantes y tenaces en su trabajo.

Rojo:
El poder de atracción de este color esta demostrado. El rojo es el rey de la pasión, del amor y del odio por igual. Tiene la fuerza que le otorga el hecho de que tanto la sangre como el fuego sean de este tono.
Es el más vigoroso de todos los colores, da fuerza y energía, y siempre se sitúa delante del resto. Es elegido por el 12% de las personas, y las personas que lo eligen, suelen guiar sus actos por el camino del corazón y no por la razón. Son decididas y optimistas.
El rojo despierta los sentidos, aporta felicidad y la vitalidad que a veces nos falta para seguir. Así lo afirma la filosofía del lejano oriente donde el rojo significa alegría. No hay más que ver la decoración de un restaurante chino.

Naranja:
Su poder de atracción está en que es el color que más aromas produce con solo mirarlo, ya que muchos alimentos y flores son de este color. Lo prefieren las personas a las que les gusta la diversión, la sociabilidad y la gente alegre. Por su sensación de frescura, es el color que se toma menos en serio, y quien lo viste es porque quiere llamar la atención.

Amarillo:
Buscamos el amarillo para animarnos la vida con su presencia. Aún así, es el color más contradictorio ya que representa tanto la búsqueda del optimismo y la sabiduría, como el enojo, la mentira y la envidia.
El amarillo es un estimulante mental aunque, en exceso, produce agotamiento. Así de complicado es este color. Es elegido por el 6%.

Fuente: novarevista.com