sábado, 25 de abril de 2009

IMPRESIONES DE ESTAMBUL (NOTAS BREVES)

Estas son algunas de mis impresiones de Estambul:

Estambul está llena de gatos, hay gatos por todas partes.

En los restaurantes tratan de venderte más comida de la que pides.

Todos los turcos tienen algún familiar en tu país.

El mercado y los precios son una anarquía total, no hay ningún tipo de regulación. La diferencia de precio de un mismo articulo puede variar desde los 15 euros a los 100 euros, dependiendo de quien te lo venda o del regateo.

El tráfico es un caos:
Cogimos un servicio de traslado por carretera desde el aeropuerto al hotel. Y por la autovía de cuatro carriles por donde circulábamos, podíamos ver todos los coches frente a nosotros cambiándose de carril a diestro y siniestro sin utilizar el intermitente. Adelantándose y esquivandose los unos a los otros.
Mientras tanto nuestro conductor hacía malabarismos atendiendo a sus dos teléfonos mobiles que no paraban de sonar.

Los pasos de cebra son practicamente inexistentes. Cuando intentas cruzar una calle con tráfico muy intenso, te juegas el tipo.

Es una ciudad bastante segura, y hay policías por todas partes. Eso sí, las normas de circulación no proceden.

En Estambul todo el mundo es comerciante.

Hay miles de bares y restaurantes alucinantes, para todos los gustos. Así como hoteles y hostales.
Nos alojamos en un hotel llamado "Pera Capitol". Pues bien, en la misma calle de nuestro hotel había 5 pequeños hoteles y hostales en menos de 200 metros.

Es imposible caminar por una zona turística sin que te paren continuamente para intentar venderte algo. Especialmente en el Gran Bazar o el Bazar Egipcio.

La comida es fabulosa y muy sana. Cerca del puerto venden unos típicos bocadillos de pescado a la brasa con ensalada fresca que están buenísimos.

El turismo en Estambul es masivo, al igual que su superficie, que según la wikipedia, supera los 1500 kilómetros cuadrados.

Estambul es una ciudad mágica que vale la pena visitar. Si vas a Estambul por primera vez, sin duda vivirás una gran experiencia.